Regional

Fiscalía imputó cargos por secuestro de 20 agricultores en venadillo.

Dentro de los móviles de la Fiscalía se presume que la retención de los 20 agricultores, perpetuada el pasado fin de semana en el municipio de Venadillo departamento del Tolima, fue con fines de hurto.

Información vía Boletín de Prensa. En audiencias de control de garantías realizadas este 24 de agosto de manera virtual, la Fiscalía General de la Nación con sede en Lérida (Tolima) imputó cargos por el delito secuestro simple en concurso heterogéneo con hurto calificado con circunstancias de agravación en contra de Juan David Troncoso, quien fue asegurado en establecimiento carcelario como medida preventiva.

Los hechos motivo de esta investigación ocurrieron el pasado sábado 22 de agosto, en la vía que conduce del municipio de Venadillo a la vereda Malabar (Tolima), donde con armas de fuego tipo revólver y changón, al igual que armas blancas, 20 agricultores -que se dirigían con sus productos a comercializarlos en el casco urbano de ese municipio- fueron retenidosamenazados y golpeados por más de dos horas. 

Se estableció, además, que les fueron hurtadas todas sus pertenencias y dañadas con  puñaleta las llantas de sus carros.

Pese a que los sospechosos se cubrieron con pasamontañas y tapabocas, el hoy asegurado fue reconocido poco después, ya que llevaba las mismas prendas y algunos elementos hurtados, y se desplazaba por el mismo sector donde ocurrieron los hechos.

Fue así como las autoridades lo capturaron en flagrancia y, el domingo, en las audiencias no aceptó su responsabilidad.

Estos resultados hacen parte de la política institucional del Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, “En la calle y en los territorios”, en la lucha contra los delitos que afectan la seguridad ciudadana.

La Fiscalía hace pública esta información por razones de interés general.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba