Uncategorized

EL CANTANTE TOLIMENSE ÓSCAR AGUDELO CUMPLIÓ 90 AÑOS.

Por: Jaider Muñoz Londoño

El 23 de septiembre de 1930 (hace 90 años) vino al mundo Luis Óscar Agudelo Márquez, el tercer hijo de una humilde familia conformada por Ernesto Agudelo Londoño y Sofía Márquez. Óscar cursó sus primeros estudios en la Escuela San Luis Gonzaga de Herveo y hacia 1938, debido a la fuerte presión que los conservadores ejercían sobre los liberales, la familia tuvo que huir y radicarse en Guarumo (el actual Padua).

Fue allí donde Luis Óscar, siendo monaguillo del padre Faustino Rubiano, tuvo sus primeros contactos con la música; pero el sacerdote, que no veía con buenos ojos esta profesión, le recomendó estudiar sastrería.

Sin embargo, Guarumo era un caserío muy pequeño para los sueños que se fraguaban en la mente del futuro cantante y un día decidió fugarse a Fresno. Con esta primera salida, se inició una errancia que lo llevó después a Venadillo, Ambalema, Ibagué, Girardot, Cajamarca y por algún tiempo a la próspera Venezuela de aquellos años, formando parte del elenco artístico de un circo.

A su regreso de Venezuela y, estando en Pereira, conoció a dos guitarristas notables: Nelson Ibarra y Alfonso Medina con quienes conformó un excelente trío. Ansiosos de incursionar en la música y grabar su primer acetato, viajaron a Medellín, la ciudad de la música, porque en aquellos años era asiento de grandes casas disqueras como Sonolux, Codiscos, Victoria, Discos Fuentes, Silver, RCA Víctor, entre otras.

1953 marca para Óscar Agudelo el ingreso a la inmortalidad. Ese año, y acompañado por Ibarra y Medina, grabó en una sola tarde 11 canciones, cuyo éxito sería incontenible: La cama vacía, Vamos jugando iguales, Esos tus ojos negros, China hereje, Desde que te marchaste, Cuando miran tus ojos, Negrita Chavelona, Rosas de otoño… que empezaron a sonar en la radio y todavía se siguen escuchando, pese a los cambios, a las modas y al advenimiento de cientos y cientos de nuevas voces y tendencias. También en ese año, inauguró un peregrinaje que aún no termina y que lo ha llevado a cientos de ciudades y escenarios alrededor del mundo, popularizando su música.

Hoy y para gozo de todos, la voz de Óscar Agudelo perdura entre nosotros y es considerado un ícono de la canción popular en Colombia. Feliz cumpleaños para este  hervense, orgullo de nuestras montañas.

La historia completa de esta vida (cuyas aventuras, amores, amistades, encuentros, presentaciones, pérdidas y desventuras forman una asombrosa novela), estará contenida en la biografía del artista, sobre la cual también he estado trabajando.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba