Judicial

Fiscalía Imputó cargos contra Arlen Márquez por escándalo del PORTAL DE SAN GABRIEL.

Dentro de la audiencia de formulación de cargos adelantada por la Fiscalía 22 Seccional, Delitos Contra la Administración Pública, el Juzgado 8º con Función de Garantías, imputó el delito de celebración indebida de contratos a José Arlen Márquez, exgerente de la Gestora Urbana de Ibagué, por presuntas irregularidades cometidas en el desarrollo del proyecto de vivienda para periodistas denominado Portal de San Gabriel.

El proyecto inicial que sería adelantado entre la Gobernación y la Gestora Urbana de Ibagué, que contaba con la licencia de urbanismo y construcción de fecha 15 de marzo del 2012, para la construcción de  (15) quince torres de (5) cinco pisos cada una, en el área de lote ubicado en aparco de 23.200 m2, aportado por la alcaldía de Ibagué para el desarrollo del proyecto que se denominó Portal de San Gabriel. El costo inicial  de cada apartamento sería de 70 smmv y se   construirían  300 unidades de vivienda para periodistas y trabajadores de medios de comunicación  de estratos 1 y 2,  de interés prioritario.

Luego de poner la totuma y utilizar la necesidad de los periodistas y trabajadores de los medios de comunicación de Ibagué y el Tolima, se logró obtener 1.830 millones de pesos aportados por la Gobernación del Tolima y cerca de 1.000 millones de pesos, aparte del lote ya mencionado  aportado por la misma alcaldía de Ibagué,  todo cambio de la noche a la mañana.

Al obtener los recursos y el lote, unos inescrupulosos  cambiaron los diseños del proyecto a espaldas del gremio periodístico,  doblando el valor inicial de los apartamentos y dejando por fuera de cualquier posibilidad a la mayoría de los periodistas postulados.

El lio empieza,  cuando la Gestora Urbana de Ibagué en cabeza del gerente de la época José Arlen Márquez y otros funcionarios que deciden celebrar el Contrato Asociativo No. 018 del 31 de marzo de 2014, con la constructora Ávila Ltda  procedente de la Guajira, para la construcción del proyecto de vivienda Portal de San Gabriel, destinado para periodistas y funcionarios de la administración municipal y departamental.

Con la celebración de este  contrato la Gestora Urbana de Ibagué, con la complacencia  del gerente de la época, Arlen Márquez y otros funcionarios de la Gestora, la alcaldía y la gobernación, deciden dejar a entera disposición del constructor, los recursos y el lote, sin crear  ninguna garantía a favor de la entidad,  convirtiendo el proyecto en un negocio particular y generando un posible detrimento patrimonial.

Los recursos que fueron girados con destinación específica para la asignación de 300 subsidios para igual número de viviendas, le cambiaron su destinación, simulando una supuesta construcción de obras de urbanismo, donde finalmente no se pudo establecer dicha inversión.

En el controvertido proyecto se vendieron apartamentos al mejor postor, ya que se había convertido en un negocio particular, sin contar con los requisitos legales, como licencia de construcción, permiso de ventas y menos con el apartamento modelo.

El proyecto no se desarrolló, pero si se desembolsaron cerca de 1.500 millones de pesos,  con la autorización de funcionarios de la Gestora Urbana de Ibagué y los supervisores de la alcaldía y la gobernación, entidades oficiales aportantes de los recursos y el lote.

Por todas las  irregularidades presentadas en el desarrollo del proyecto, la Gobernación del Tolima, solicitó a la Gestora Urbana de Ibagué, la devolución de la totalidad de los recursos girados para el proyecto equivalente a $1.830 millones, embargando las cuentas oficiales de la entidad, recursos que en su mayoría ya fueron recuperados por la misma Gobernación Tolima.

Ahora el lio es para la Gestora Urbana de Ibagué, que no ha rendido cuentas a la opinión pública, de cuántos recursos le costó la liquidación del contrato  con la Constructora Ávila Ltda, y tampoco ha informado que acciones penales y administrativas ha emprendido para rescatar los recursos perdidos, que  la misma entidad ha tenido que pagar, para dar cumplimiento a los embargos de la gobernación por el despilfarro de dichos recursos.

Quedamos a la espera de más resultados dentro de esta investigación, que está a cargo de la Fiscalía 22 Delitos Contra la Administración Pública,  para que los implicados respondan por las posibles irregularidades cometidas, por la malversación de los recursos que fueron destinados para el desarrollo del proyecto de vivienda para los periodistas y trabajadores de medios de comunicación y funcionarios oficiales.

Aparte de la imputación de cargos que se formuló en esta oportunidad al exgerente de la Gestora Urbana, José Arlén Márquez, solicitamos  celeridad en las investigaciones con los demás vinculados en este proceso,  entre ellos, los responsables  de los desembolsos por más de 1.500 millones de pesos, girados de manera electrónica a los constructores, sin estarse adelantando ninguna clase obra.

En este escándalo se encuentran seriamente comprometidos, la exgerente de la Gestora Urbana Piedad Lorena Velásquez, representante legal, Juan Carlos Granados, Jefe de Vivienda y supervisor del contrato, Rafael Fuertes Arias, jefe de la Oficina Jurídica. Al igual Rubiel Orlando Espinosa Triana, representante de la constructora Ávila en Ibagué,  Orlando Iván Espinosa Jovel, gerente del proyecto y Gilberto Martínez Prado, encargado de la promoción y venta de los apartamentos, entre otros.

La denuncia fue instaurada por la Asociación Tolimense de Periodistas ATP en averiguación de responsables, el 8 de abril de 2015, ante la Fiscalía General de la Nación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba