guardianes verdes alcaldia de ibague
Uncategorized

La Fiscalía impacto organización que estafó con falsos subsidios de vivienda

Una madre y su hija lideraban al parecer esta red que defraudó asociaciones y fundaciones de víctimas del conflicto armado, de desplazadas, de campesinas y de población vulnerable, de las cuales obtuvieron de manera ilegal más de 300 millones de pesos.

Madre e hija fueron privadas de la libertad como medida de aseguramiento preventiva. La primera en centro carcelario, mientras que la segunda en su domicilio debido a que tiene un bebé de escasos meses. El juez le prohibió acercarse o tener algún contacto con las víctimas.

La Fiscalía General de la Nación logró ponerle fin a una red que estafó a 572 personas de bajos recursos con falsos subsidios de vivienda de interés social y que hacían parte de asociaciones y fundaciones de víctimas del conflicto armado, de desplazadas y de campesinas en Huila, Tolima y Norte de Santander.

Mediante esta modalidad de estafa lograron apropiarse de 347,1 millones de pesos de población vulnerable en estos tres departamentos, en los cuales dos mujeres se hacían pasar por funcionarias del Ministerio de Vivienda.

Por esta razón la Fiscalía General de la Nación, a través de un despacho adscrito a la Unidad de Estafas de la Seccional Tolima, imputó cargos y logró medida de aseguramiento privativa de la libertad en contra de Diana Patricia y Leidy Diana katerine González Montealegre, madre e hija respectivamente.

A la primera le fue impuesta medida de aseguramiento en centro carcelario, mientras que a la segunda, domiciliaria, debido a que tiene un bebé de 5 meses de nacido.

Las imputadas por los delitos de estafa agravada en masa, tentativa de estafa agravada, falsedad en documento público y concierto para delinquir, que no aceptaron, vendrían haciéndose pasar por funcionarias del Ministerio de Vivienda para lograr las estafas. El trabajo mancomunado entre las seccionales Huila y Norte de Santander, con la recaudación de elementos materiales probatorios, búsquedas selectivas en bases de datos, entrevistas, extracción de información de terminales móviles y obtención de documentos falsos usados aparentemente por las indiciadas, permitió que se lograra perfilar a estas personas como posibles integrantes de una organización delincuencial en cabeza de Diana Patricia.

Falsas promesas

Se pudo establecer que Diana Patricia vendría delinquiendo desde el 2013, mientras que su hija desde el 2018. Su modo de operar consistía en hacerse pasar por funcionarias del Ministerio de Vivienda para ofrecer vía telefónica falsos cupos de subsidios de vivienda y para lo cual enviaban la documentación correspondiente desde correos electrónicos supuestamente oficiales con membretes y logos de la entidad nacional, para hacer más creíble el engaño.

En dicha información que inducia al engaño sostenían que el Ministerio, a través del Fondo de Vivienda, les había otorgado determinados subsidios, pero que para acceder a ellos debían enviar sumas que oscilaban entre $190.000 y $1. 800.000 por cada uno de ellos.

Las cuentas bancarias detectadas por las autoridades para realizar tales depósitos están a sus nombres y la Fiscalía cuenta con el registro de las cámaras de seguridad que las ubican en la entidad financiera retirando el dinero.

De igual manera, se logró el reconocimiento fotográfico por parte de una de las víctimas que logró identificar plenamente a Diana Patricia, tras entrevistarse con ella en la capital tolimense.

Los municipios del Tolima en donde se encuentran ubicadas las asociaciones que cayeron en la red de esta organización delincuencial en la que se presume cuenta con la participación de más personas son: Ibagué, Alpujarra, Dolores, Planadas, Ataco y El Espinal

La primera denuncia

La investigación nació a partir de la denuncia instaurada por hechos ocurridos el 10 de marzo del año 2021 en Ibagué, cuando la señora que se identificaba como Jackeline Meneses Olarte, quien realmente era Diana Patricia, haciéndose pasar como funcionaria de la Subdirección de Fonvivienda del Ministerio de Vivienda, se comunicó con la representante legal de la organización social Ingemur para decirle que dicha entidad había sido seleccionada para la asignación de 37 cupos, con la probable ampliación de 10 más.

Recursos que supuestamente eran para mejoramientos de vivienda por un valor de 17 millones de pesos, y subsidios para compra de vivienda nueva o usada por valor de 37 millones de pesos.

Le indicó que el valor de la vivienda nueva o usada era de hasta 120 millones de pesos (vivienda de interés prioritario), por lo que cada beneficiario debía entregar como aporte la suma de $195.400, dinero que alcanzaron a aportar 37 personas.

Su captura se hizo efectiva la semana pasada por servidores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) adscrito a la Sección de Análisis Criminal en coordinación con personal de la Estructura de Apoyo (EDA) y la Sección de Investigaciones de la Seccional Tolima, mediante dos diligencias de allanamiento y registro en los barrios Santa Inés y Santa Paula de Girardot (Cundinamarca).

Mientras avanza la investigación ambas permanecerán privadas de la libertad.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba