guardianes verdes alcaldia de ibague
Regional

Las extenuantes filas del BBVA en Ibagué.

Centenares de usuarios acosados por el banco han tenido que hacer largas colas de dos y tres horas o más, al sol y al agua para poder ingresar y cumplir con los compromisos y obligaciones adquiridas con la entidad y algo peor, sin tener en cuenta las medidas de bioseguridad que hay que cumplir con motivo de la pandemia.
Nos referimos al BBVA ubicado en la calle 35 con Cra. 5ª donde observamos con mucha preocupación inmensas filas para poder ingresar, lo que se convirtió en una tortura para sus usuarios, que despavoridos y preocupados han vivido en carne propia la difícil situación a que están siendo sometidos por las pésimas políticas administrativas de la entidad.
Según los afectados, se presenta por la irresponsabilidad y negligencia del banco, que no cuenta con una logística adecuada para atender las múltiples necesidades de centenares de usuarios, que agobiados por las continuas amenazas de cobros prejuridicos y reportes a las centrales de riesgo, están acudiendo masivamente para ponerse al día con sus obligaciones.
Según los afectados, en las instalaciones de la calle 35 con Cra 5ª tan solo hay 3 cajeros, dos auxiliares, el subgerente y 3 asesores. El horario de atención es de lunes a viernes, de 8:00 de la mañana a 11:30 am y de 2:00 a 4:30 p-m.
Este mismo problema se presenta en los restantes 3 bancos que existen en la ciudad, creando desesperación y zozobra entre sus usuarios, por no contar con el personal suficiente para prestar un buen servicio eficaz y oportuno.
A estas quejas se suman otras inconformidades como:
Los altos costos por el manejo en las tarjetas de crédito que asciende al 1.96% mensual sobre el interés, superando en algunos casos un valor de $30 mil pesos mensuales, más el costo adicional de seguro y el valor de los retiros.
El permanente acoso a través de mensajes escritos y telefónicos, ejerciendo grandes presiones psicológicas, produciendo en las personas desesperación por las continuas amenazas.
Manifiestan que a esta entidad se le debería exigir el servicio de jornadas continúas y horarios especiales por turnos para garantizar un buen servicio y además generar empleo en una ciudad que se encuentra en los primeros lugares de desempleo del país.
Abrir oficinas en los diferentes centros comerciales y garantizar a los usuarios un mejor servicio, como ocurre con otras entidades en la ciudad y en todo el país.
Y por último acabar con las extenuantes jornadas de trabajo de los cajeros, quienes son los que tienen que afrontar la recargas laborales, por la falta de personal para ofrecer un oportuno y adecuado servicio a sus usuarios.
Este medio trato de comunicarse con las directivas del banco para obtener las respuestas a las quejas y necesidades de sus usuarios pero no fue posible.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba