Regional

Murió el sacerdote RUBÉN DARÍO MENDOZA ARIAS.

Después de luchar durante dos meses en una Clínica de Ibagué, para salvar su vida, murió en la madrugada de hoy el sacerdote Rubén Darío Mendoza Arias, párroco de la comunidad El Señor de los Milagros del barrio El futuro de Espinal. También había prestado su servicio religioso en el colegio de Flandes, Gualanday, y durante varios años fue Director de la Pastoral Social Diocesana y actualmente se desempeñaba como capellán del  SENA  Espinal.

El sacerdote Rubén Darío Mendoza había nacido el 20 de marzo de 1962 en el municipio de Purificación Tolima y su Ordenación Sacerdotal se llevó a cabo en la Iglesia El Señor de los Milagros del barrio El futuro de Espinal, el 21 de marzo de 1997.

Una de las personas que estuvo cerca por sus labores  y la gran amistad que los unía, es el Comunicador Social y periodista Gustavo Arias Peña, quien hace un pequeño relato de la vida y obra  del sacerdote Rubén Darío Mendoza Arias.

“Ha partido a la eternidad un gran ser humano que Dios había hecho sacerdote para que sirviera a su mies, un hombre desprendido, un enamorado de la virgen maría, un pastor misionero ante todo…!

Desprendernos de los seres queridos no es fácil y más cuando esas personas han jugado un papel tan trascendental en la vida de las comunidades. Eso fue el Padre RUBÉN DARÍO MENDOZA ARIAS, un sacerdote que estaba en donde la gente lo necesitaba, un sacerdote dispuesto a la aplicación de los sacramentos, un pastor que recibía a sus fieles con un café mañanero.

Como no recordar esas mañanas de la novena de aguinaldos en el templo del Espíritu Santo impregnadas de amistad, jocosidad, hermandad y amistad. Que gran sacerdote fuiste Padre Rubén. Como no recordar al sacerdote untado de cocina, preparando el sancocho o los tamales, para venderlos a la comunidad, trabajando por su templo, para ponerlos bien bonitos, tal y como lo hizo con el templo de la vereda Colegio, Gualanday, El Espíritu Santo o el propio Señor de Los Milagros o por los templos por donde paso, ya que el Padre Rubén Darío no solo construyo el templo material, sino el templo espiritual.

El Padre Rubén Darío fue un gran colaborador de la I.E. Patio Bonito sede Aldana y Andagoya, en donde en muchas oportunidades nos aplico los sacramentos y oriento a esta comunidad, ganándose el cariño de la comunidad.

Vuela alto Padre Rubén Darío, muy alto, su espíritu de amor siempre perdurará entre nosotros.

Descanse en paz, mi Padre Rubencho. En el cielo ya se ha encontrado con José Manuel Ramírez Hernández, su gran amigo, con quien molestamos tanto en aquella inolvidable época cuando el Padre Rubén Darío fue el orientador espiritual del Liceo María José”.

Murió el sacerdote RUBÉN DARÍO MENDOZA ARIAS. 2

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba