guardianes verdes alcaldia de ibague
Opinion

FUNCIONARIOS DE LA GOBERNACION DEL TOLIMA. “IRRESPONSABILIDAD Y POLITIQUERIA”.

Se denunció por este medio de comunicación,  hace algunos días, la práctica generalizada por políticos y servidores públicos relacionada con la  costumbre de utilizar recursos públicos para ganar adeptos y fortalecerse con sus simpatizantes, habito constante aun en esta difícil situación, en la que se realiza el juego politiquero con los kits nutricionales, como quedó evidenciado con la conducta  de funcionarios de la Gobernación y reconocidos políticos del Tolima, con un agravante,  sin cumplir con los protocolos de bioseguridad ordenados por el Gobierno Nacional por causa de la pandemia del covid – 19.

El hecho que advirtió sobre estos desplazamientos oficiales sucedió en  Rioblanco Tolima, denunciado bajo el título Entrega de mercados o politiquería, en el que se da  conocer a la opinión y Autoridades la flagrante e irresponsable violación a los protocolos de seguridad llevada a cabo por el grupo de personas en comisión gubernamental, y denuncia por la que se pudo comprobar que estas mismas actividades  ya se habían realizado en otros municipios sin exigencia alguna por parte de las autoridades, situación que ha colocado en riesgo permanente la salud de los pobladores en los Municipios visitados.

Audio

Recordemos, que en la edición  anterior se denunció  que un grupo  no  menor a 30 personas integrado por funcionarios de la gobernación y la representante a la cámara Adriana Magali Matiz, llegaron hasta el Municipio de Rioblanco bajo la premisa de entregar mercados provenientes del sector oficial, Presidencia de la República, a través de la Gobernación del Tolima, delegación trasportada en  vehículos con placas oficiales que quisieron ingresar a la Población sin cumplir con los protocolos de bioseguridad implementados por las autoridades de salud del Municipio, sin que hasta el momento el Gobierno Departamental  ni ninguna otra entidad oficial hayan admitido o desmentido esta información.

La única respuesta obtenida, se dio por parte de la Señora Delcy Esperanza Izasa Buenaventura, funcionaria de la gobernación del Tolima, integrante de la numerosa delegación, que con el afán de  desmentir la  información colgó en sus redes sociales una grabación donde manifiesta que efectivamente sus compañeros, entre ellos la representante a la cámara Adriana Magali Matiz, llegaron al Municipio de Rioblanco el día viernes 22 de mayo, sin haber cumplido con los procedimientos de rigor exigidos para el cumplimiento de las medidas de bioseguridad sanitarias requeridas  por las autoridades para ingresar al casco urbano.

La señora Delcy Esperanza, entre otros apuntes, declara que es falsa la afirmación hecha en torno al origen de los mercados donados, cuya mayor parte ya había ingresado al Municipio, porque no proceden de la Presidencia, que estos son producto de una donatón hecha por varias personas, comerciantes y funcionarios oficiales compañeros suyos, que los compraron con sus propios recursos, inclusive la Representante Adriana Magali quien aporto parte de su salario para tan noble propósito, y que, según el decir de la Señora Delcy Esperanza, la Representante Adriana Magali entregaría bonos solidarios a algunas madres cabeza de familia “ … y pues ella no le iba a entregar eso a la Señora Alcaldesa, que no da ningún ejemplo, para que entregara esos recursos a la comunidad, esos son recursos del bolsillo de uno, no se puede estar obligado a que la mandataria los entregue, entonces que ella entregue lo que haya conseguido con gestión de ella, con recursos del Estado del Gobierno Departamental, Nacional y municipal como lo está haciendo, pero lo demás, los recursos de la comunidad, ni más faltaba que entonces nos toque que entregar el capital nuestro en manos de ella para que los mal administre”

Y añadió: “el personero ayudo para que entráramos, pero finalmente Adriana Magali dijo que ella no había sacado tiempo de su agenda para ir a pelear en esa irresponsabilidad de Rioblanco, que le dijeran cuales eran los protocolos que ella se atrevía a cumplirlos, por donde se podía andar por donde no, cuáles eran las medidas de prevención, de mitigación para ella cumplirlas. Porque no es la primera vez ni el primer municipio. Ya se hizo en Planadas, donde los comerciantes, Angélica pueden dar fe que aportaron más del doble de lo que se aportó en Rioblanco, en una campaña de donatón por el municipio donde el alcalde nunca se opuso nos apoyó y colaboró para que le entregaran los alimentos a las familias más necesitadas. Se ha hecho en Ataco,  en san Antonio, lo vamos hacer en Roncesvalles y en varios municipios con recursos de funcionarios de esos municipios y otras empresas que se vinculen en esas actividades y comerciantes del Municipio de Rioblanco.”

Concluye, diciendo que es totalmente falso lo informado por este medio.

De la lectura trascrita, se deducen dos realidades: que los mercados habían sido enviados con anticipación  al Municipio, y que la Señora Representante hacia presencia con el fin de entregar unos Bonos de Solidaridad a madres cabeza de familia. No está claro si los bonos correspondían a los mercados, porque se habla de la entrega de bonos, y no de mercados, como el motivo del desplazamiento de la numerosa delegación acompañante de la Señora Representante, realidad que, como se desprende de las afirmaciones trascritas, adquiere un inocultable tinte político en la medida que la Parlamentaria se empeñó en hacer entrega personal de los incentivos sin mediación de las autoridades municipales.

Lo que si queda perfectamente claro, es la diferencia de color político, o personal, entre la Señora Alcaldesa y la Señora Congresista asistida por la comitiva que la rodeaba. Como brilla, con igual claridad, que la comitiva ni siquiera se encontraban en funciones oficiales por asuntos de gobierno, ese grueso número de funcionarios públicos hacían compañía a una Parlamentaria en actividad de proselitismo político, porque las ayudas, aunque fueran de orden personal, no se ha establecido con certeza, si fueron canalizadas a través de ella con aportes de funcionarios públicos en un ejercicio personal que no da lugar a dudas que se trata de un gesto de representación política, donde se involucra, con marcada parcialidad, agentes de la Gobernación del Tolima.

Sin embargo, esas diferencias de orden estrictamente personal o político, no pueden rivalizar con las funciones que la primera autoridad del Municipio debe cumplir en ejercicio de su autoridad y facultad de velar por la completa seguridad de su Población  en el Municipio, como es preservar la salubridad con el menor riesgo de contagios, con el estricto cumplimiento de los protocolos de seguridad ordenados por el Gobierno Nacional y los Territoriales; eje central de la denuncia formulada por este medio.

La violación a las normas sanitarias, penadas por el Código Nacional de Policía,   es innegable. Un grupo no menor de treinta personas estaban reunidos, además, violando el aislamiento obligatorio preventivo decretado por el gobierno nacional, se desplazaban en vehículos automotores sin guardar los protocolos ordenados para pasajeros en vehículos particulares u oficiales,  máxime, cuando se admite que la misma actividad ya había sido realizada en los municipios de  Planadas, Ataco y San Antonio, para llevarla luego a Roncesvalles y a otros municipios, desde luego, sin cumplir ninguna clase de protocolo de bioseguridad como lo expresó la funcionaria pública.

En este orden de cosas, es perfectamente cierto, no es falso, que las denuncias presentadas por este medio son veraces, fieles a la realidad y a los acontecimientos, como fue confirmado, ampliado y mejorada la información que enriquece la denuncia por parte de la Señora Delcy Esperanza Izasa.

No es admisible, que estos funcionarios amparados  en su condición  de servidores públicos y  políticos con credenciales de alto nivel, puedan incumplir las normas de bioseguridad sanitaria poniendo en peligro la salud y la vida de muchas personas  residentes en esos municipios del Tolima.

Se solicita a las autoridades sanitarias y a los Organismos de Control, Procuraduría, Fiscalía y Contraloría General de la Nación, investiguen estas posibles irregularidades  y le entreguen  resultados concretos a la opinión pública, porque no es posible que funcionarios públicos y políticos en campaña se paseen en plena emergencia sanitaria como pedro por su casa, por diversos municipios del Tolima, colocando en peligro la salud de sus pobladores. Más grave aún, cuando  hoy  están confirmados siete casos positivos de coronavirus al interior del edificio de la gobernación, de donde salieron hace ocho días los funcionarios involucrados a reunirse con la población de Rioblanco.

Es preciso terminar, presentando una serie de preguntas para ser resueltas por las autoridades de nuestro Departamento.

Las Autoridades de Rioblanco, denunciaron estos hechos graves comprobados  donde se pretendía ingresar sin ninguna clase de protocolos, colocando en peligro la vida de todos sus habitantes por parte de los funcionarios de la gobernación y la representante a la cámara Adriana Magali Matiz?

Los municipios mencionados, no están cumpliendo con  las medidas de seguridad sanitaria, permitiendo el ingreso de particulares a sus municipios sin ningún control?.

Si la actividad del viernes 22 de Mayo, respondía a la entrega de unos  mercados o incentivo y estos no eran del sector  oficial,  que hacían servidores públicos en esa actividad en un día laboral?

Señor Gobernador, qué funcionarios fueron comisionados para entregar ayudas con la Señora Representante, y si el acompañamiento para la entrega de esas ayudas a título personal  está dentro de las funciones de estos empleados.

Si los funcionarios públicos no se encontraban en una labor oficial, acaso tenían permiso en horario laboral para participar en reuniones políticas con la doctora Adriana Magali Matiz?.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba