Opinion

LA USI Y LA NUEVA EPS JUEGAN CON LA SALUD DE LOS USUARIOS EN IBAGUE.

El engaño y la mentira, es el pan de cada día de miles de usuarios que dependen del servicio la Unidad de Salud de Ibagué USI y la Nueva EPS entre otras.

Con el cierre de algunas EPS  en el país, entre ellas Salud Vida que albergaba a miles de usuarios residentes en la ciudad  de Ibagué, muchos de ellos  pertenecientes al régimen subsidiado, los vincularon a la Nueva EPS para que les siguieran prestando el servicio de salud.

Pero el drama empezó para estas personas pertenecientes al régimen subsidiado, cuando la Nueva EPS realizó una especie de clasificación entre los de primera y  segunda categoría, de acuerdo al régimen de cada uno. A los subsidiados los direccionaron para la Unidad de Salud de Ibagué (USI) donde su atención ha sido pésima, casi que nula,  porque no contestan las líneas de atención y cuando equivocadamente las atienden, asignan   citas médicas y  otros servicios sabiendo que estos compromisos  no los van a cumplir.

Pero, si  por la USI llueve,  por la  nueva EPS no escampa. Muchos de los usuarios han denunciado ante este Portal de Noticias,  que al no encontrar ninguna clase de atención en la USI, acudieron a las líneas de atención de la Nueva EPS, donde  contestaron pero al igual que en la USI, asignan las citas y después las cancelan sin ninguna explicación.

La preocupación es generalizada  por parte de  los usuarios, especialmente los del régimen subsidiado, que ven cómo estas empresas juegan con la salud de todos los afiliados, sometiéndolos permanentemente a engaños y mentiras, bajo el pretexto, de prestar un servicio rápido y oportuno, cuando no es así.

Es lamentable que en Colombia se clasifique la prestación del servicio de salud. Es evidente la discriminación de las EPS y demás empresas prestadoras de este servicio,  que consideran, que por pertenecer a los programas sociales del  régimen Subsidiado de salud del SISBEN, el servicio es regalado, sin tener en cuenta que el gobierno nacional aporta mensualmente miles de millones de pesos para financiar estos programas,  destinados para  la prestación del servicio de salud  de los estratos más bajos  de  esta población.

Sin ninguna consideración y atentando contra la salud y la vida de las personas, estas entidades se burlan de sus usuarios, publicando en carteleras y medios virtuales,  números de Líneas de atención al cliente que nunca contestan, al igual publican páginas web,  de Facebook y correos electrónicos, que solo son utilizados como un sofisma de distracción, para aparentar que se está prestando un buen servicio.  Situación que ha permeado a gran parte de la administración municipal, por la dificultad que existe en estos momentos, para obtener direcciones electrónicas adecuadas  que permitan sostener una comunicación  permanente con los funcionarios y de esta manera  obtener respuestas  claras  y oportunas a todas las inquietudes y  necesidades de la ciudadanía.

El oportunismo de estas entidades es inadmisible, porque se están aprovechando de las medidas restrictivas implementadas por el gobierno nacional, consistentes  en el aislamiento preventivo obligatorio por la propagación del virus  COVID 19 en la ciudad, ya que los usuarios no pueden  hacer sus reclamaciones de manera presencial, y mucho menos cuando la mayoría  son de estratos bajos, no cuentan con el  servicio de internet y carecen de conocimientos para  su manejo.

Lo mismo pasa con el servicio de urgencias de la USI, allí distraen a los pacientes que atienden,  programando citas médicas que posteriormente no cumplen.

Otra queja de los usuarios de la Nueva EPS, tiene que ver con  la lucha para lograr la autorización de los medicamentos que están por fuera POS y cuando esto sucede, la empresa se vale de toda clase artimañas para  obstaculizar su entrega. Existen varias formas: no entregan a tiempo la formula médica al paciente, la notificación para recibir los medicamentos se la envían cuando ya se ha vencido la fecha para reclamarlos.

Otro de los casos que ha sucedido en repetidas ocasiones, tiene que ver con la  entrega de eta clase medicamentos, en la calle 27 con Cra 5ª de Ibagué, donde  envolatan a los  pacientes,  argumentado la no existencia  o desactualización del código de autorización, obligándolos a desistir de su reclamación aunque todos los documentos estén en orden, logrando de esta manera la no entrega de los medicamentos, sin conocer hasta el momento, porque lo hacen y sin saber a dónde van a parar esos fármacos que no le entregan a sus pacientes.

Práctica mezquina y reprochable de algunos operadores de turno de la entidad, que sin medir las consecuencias, se niegan a entregar los medicamentos, ya que en su mayoría son enfermos terminales y su  salud y la vida dependen de su fórmula médica, que con tanto esfuerzo, sudor y sacrificio, han logran  conseguir. Lo lamentable de todo esto, es que en la entidad nadie responde a esta clase de presuntas irregularidades y tampoco les resuelven los  problemas a los usuarios afectados.

Sería bueno que el gerente de la Nueva EPS en Ibagué y el Tolima, entregue alguna explicación  a todos los usuarios inconformes y afectados por estos hechos irregulares y se  subsane los errores, cumpliendo con la entrega de medicamentos que tanta falta le hace a sus pacientes. De igual manera el llamado para la Secretaria de Salud Municipal, para que explique cuáles son los motivos para no prestarles un servicio adecuado y decente a todos  sus usuarios, que sufren  a diario la  inoperancia de la USI.

Esperamos una respuesta clara y contundente ante estas denuncias que recibimos a diario por la pésima atención de estas entidades prestadoras y promotoras de servicios en Ibagué.

 Invitamos a todos ciudadanos para que sigan haciendo sus denuncias.

DENUNCIE AQUI:

Correo: revistapanoramabaraona@hotmail.com – o envíe  mensajes de voz y de texto con pruebas documentales de hechos de corrupción al whatsapp 311.814 .5750 Ibagué – Tolima –Colombia. Guardamos absoluta reserva.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba