Opinion

JOSÉ ARLEN MÁRQUEZ Y TITO CARTAGENA. Devuélvale el lote a la Coral Musical.

Retomamos esta noticia al conocer la triste decisión de acabar y cerrar  la sede de la Coral Musical que tradicionalmente viene funcionando en la calle 11 con Cra. 4ª de esta ciudad.  No es posible que nuestros músicos  estén pasando por esta situación tan difícil,  máxime cuando tienen un lote de terreno de su propiedad, donado por la alcaldía de Ibagué hace 35 años, para la contrición de la sede, pero por cosas del destino, hoy son víctima de inescrupulosos que pretenden arrebatarle esta propiedad  valiéndose de artimañas y actuaciones dolosas.

Por este motivo repetimos el artículo que se publicó en enero de 2018, en el periódico CUARTO PODER, donde dimos a conocer las irregularidades presentadas con el lote de terreno ubicado en la calle 20 entre 5ª. y 6ª de esta ciudad, con el objetivo de crear conciencia entre los ibaguereños y no permitamos que los dueños de lo ajeno se salgan con las suyas y  pedimos que se haga justicia en estos procesos que se adelantan, para que la Coral Musical recupere su lote de terreno y se quede para siempre en nuestra ciudad.

Esta es su historia: por Jorge Eliecer Barahona.

Ex-Gerente de la Gestora Urbana pretende quedarse con lote del Municipio de Ibagué.

Todo empezó cuando el honorable Concejo Municipal de Ibagué, en el año 1.985 cedió a título gratuito a la Fundación Coral Musical un lote de terreno de 288 m2, ubicado en la calle 20 con carrera quinta de esta ciudad, para la construcción de su propia sede.

Esta buena noticia terminó cuando los miembros de la Fundación iniciaron la tramitación para la realización del tan anhelado proyecto, pero que finalmente se vio frustrado porque el lote se encontraba ubicado a menos de 200 metros de una institución educativa.

Luego en el año 2002 el presidente de la Coral de esa época, Orlando Restrepo Galeano, le arrendó a Felipe Nery Barrero Sánchez músico de la corporación.

En el año 2013, el nuevo presidente Argimiro Murcia, inició el proceso de devolución del terreno al municipio acudiendo a la Oficina Jurídica.  Allí no encontraron ninguna salida, tan solo hicieron la recomendación de dirigirse a la Gestora Urbana de Ibagué donde les podrían recibir el lote de terreno.

Según Argimiro Murcia se entrevistaron con el gerente de la época, José Arlen Márquez, quien le manifestó que le dejara la carpeta con la documentación, para estudiar el tema y luego les estaría indicando el procedimiento a seguir, situación que pasó varios meses sin recibir ninguna información.

 Transcurrido algún tiempo, después de la entrevista con el gerente de la Gestora Urbana, José Arlen Márquez, un individuo se presentó en el lote de terreno, según la fuente, conocido en la ciudad como prestamista, quien abordó al señor Felipe Nery Barrero Sánchez, arrendatario de la vivienda, manifestándole que era perito y que iba de parte de la Gestora Urbana, para recibir el lote que se encontraba embargado.

Según la fuente el señor Barrero Sánchez a cambio de una retribución económica por las mejoras que había hecho dentro del lote de terreno,  entregó el predio al mencionado perito que supuestamente iba de la Gestora Urbana y luego aparece un documento escrito (compraventa) donde la señora Yina Marcela Cardozo Arenas compró el lote de terreno. Curiosamente no se sabe que paso con el famoso perito de profesión prestamista, el que había enviado el señor José Arlen Márquez gerente de la Gestora Urbana, para que embargara el lote de terreno, pero que finalmente, este término comprando las mejoras que existían en el predio.

Según entrevista con el presidente de la Coral Ciudad Musical, Argimiro Murcia, indico que de esto se dio cuenta, cuando pasó por el lote y vio que estaban construyendo unos locales, que el arrendatario señor Felipe Nery Barrero Sánchez no se encontraba y que en su lugar, se hallaban otras personas extrañas.

Luego Yina Marcela Cardozo Arenas, la persona que aparece inicialmente como compradora, el 15 octubre de 2014 le vende la propiedad a Jairo Rivera Pinto, 2 meses después, es decir que el día 15 de diciembre del mismo año lo compra Juan Carlos Rivera, y a los seis días siguientes, lo adquiere, Luis Fernando Gutiérrez Pérez.

Curiosamente en un año se transfiere cuatro veces el lote para finalmente el señor Gutiérrez Pérez, construir unos locales comerciales y luego instaurar una demanda verbal especial de declaración de pertenencia, contra la Coral Cuidad Musical argumentando que ejerce posesión pública, quieta y tranquila sobre el bien inmueble, desde hace 10 años. El reparto correspondió al Juzgado Décimo Civil Municipal, de cuyos resultados y decisiones estaremos muy atentos.

Con la única persona de las que aparecen figurando en los documentos de compraventa, este medio de comunicación logro obtener una corta conversación, con el señor Luis Fernando Gutiérrez Pérez, quien manifestó que el lote estaba abandonado y por eso se había posesionado de él.

Recordemos que señor Felipe Nery barrero Sánchez, otorgó en su calidad de arrendatario a través un documento de compraventa las mejoras que solo pertenecen a la Coral Musical. Esta propiedad fue cedida a título gratuito, a través de un proyecto de acuerdo por parte del honorable Concejo Municipal de Ibagué, en el año 1.985.

Luego de este entramado que se montó desde la gerencia de la Gestora Urbana de Ibagué, la Coral Ciudad Musical, en cabeza de su presidente Argimiro Murcia, emprendió una ardua defensa para recuperar el lote de terreno, que aunque no haya sido utilizado en su momento para los fines pertinentes, sigue siendo de propiedad de la Coral Musical.

En el lote construyeron dos locales y una bodega, sin el lleno de los requisitos legales, ya que las Curadurías Urbanas de Ibagué, certificaron que no se ha expedido ninguna licencia de construcción para tal fin.

La queja fue puesta en la Dirección de Espacio Público de Ibagué ante su director Carlos Alberto Hoyos Melo, quien ordenó sellar la obra, pero días después fueron levantados los sellos y continuaron trabajando.

El 23 de febrero del año inmediatamente anterior, se elevó un Derecho de Petición a la Oficina de Espacio Público, para que se informara que acciones penales había instaurado por fraude a Resolución Judicial, contra los infractores, y hasta el momento no hemos recibido respuesta. El lote tampoco fue incorporado a los bienes inmuebles de la Gestora Urbana de Ibagué.

Finamente, el presidente de la Coral Ciudad Musical, dijo a 4o. Poder que tomará acciones penales contra los responsables por estos presuntos hechos de corrupción ya que de manera arbitraria y fraudulenta pretenden apropiarse del predio.

Este medio de comunicación estará muy atento de las actuaciones que deberá de tomar la Dirección de Espacio Público, contra los responsables, por fraude a Resolución Judicial y las sanciones con sus respectivas multas por daños en bien ajeno y detrimento   patrimonial,  por ser un bien de índole oficial.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba