Opinion

“LA REBELIÓN DE LAS CANAS” Instauran Tutela contra el gobierno del presidente Duque.

A mediados del mes de mayo en pleno aislamiento preventivo obligatorio decretado por el gobierno nacional, dimos a conocer un comunicado por parte de la comunidad ibaguereña perteneciente al Movimiento mundial denominado “La rebelión de las canas”, creado en Viena en 1982 y auspiciado por las Organizaciones de Naciones Unidas, para garantizar la seguridad socioeconómica de las personas mayores de edad, mediante la aprobación de medidas orientadas para el beneficio de esta población.

En medio del desespero y el encierro al que fueron sometidos y debido a las estrictas medidas de seguridad sanitaria implementadas por el gobierno Duque expresaron: “esta restricción parece considerar a los mayores de 70 años como un sector condenable de la sociedad, un sector que molesta. Estamos archivados desde hace dos meses, no digo confinados, archivados, con menos derechos que los animales, los abuelitos… métanlos allá, ya les diremos cuándo salgan… esos abuelitos tenemos muchas cosas qué decir, tenemos muchas cosas qué hacer”.

Un mes después se repite la historia. En comunicado del denominado movimiento “La rebelión de las canas”, en esta oportunidad desde la Capital de la República, dieron a conocer la actuación judicial de la Acción de Tutela contra el Gobierno del presidente Iván Duque por el “irrespeto y esa  discriminación” y agregan “cuando se nos individualiza como un grupo especial” y “se nos impone paternalistamente un confinamiento distinto al del resto de la población, con el argumento de que estamos en mayor riesgo y el Estado cuida mejor de nuestra salud que nosotros mismos”.

“Aunque fuera festivo, aprovechamos la virtualidad y presentamos la acción judicial este 15 de junio, que es el ‘Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez’, porque consideramos que la discriminación que hemos sufrido es un abuso y maltrato a la vejez, del cual la sociedad colombiana debe tomar conciencia, para combatir todos los abusos, maltratos y discriminaciones que sufren los adultos mayores en Colombia”, afirma el comunicado de mayores de 70 años.

 Este es el contenido del comunicado de prensa

Varios adultos mayores de 70 años, que habíamos protestado en días recientes contra la discriminación a la que nos ha sometido el Gobierno durante esta pandemia, decidimos presentar una acción de tutela frente a la falta de respuesta a nuestros reclamos.

Aunque fuera festivo, aprovechamos la virtualidad y presentamos la acción judicial este 15 de junio, que es el “Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez”, porque consideramos que la discriminación que hemos sufrido es un abuso y maltrato a la vejez, del cual la sociedad colombiana debe tomar conciencia, para combatir todos los abusos, maltratos y discriminaciones que sufren los adultos mayores en Colombia.

La razón esencial de nuestro reclamo es que el gobierno nos ha sometido a un confinamiento y a unas restricciones a nuestra libertad de movimiento mucho más estrictas que aquellas que han sido impuestos al resto de adultos menores de 70 años.

La única razón ofrecida por el Gobierno para ese trato distinto es que somos personas que, si resultamos contagiadas, somos más susceptibles de tener cuadros clínicos más severos que personas más jóvenes. Eso es cierto pero lo que es inaceptable es que el Gobierno nos imponga esas restricciones para protegernos, como si nosotros mismos no tuviéramos la autonomía suficiente para tomar las decisiones relativas a nuestra propia protección. Nótese que los adultos mayores no tenemos riesgos de contagio mayores que las otras personas, ni capacidad mayor de transmitir el coronavirus, por lo que la medida no busca prevenir el contagio. Busca protegernos contra nuestra propia voluntad. El Gobierno nos trata paternalistamente y nos niega entonces la autonomía que le reconoce al resto de adultos menores de 70 años. Y eso es discriminatorio.

Quienes presentamos esta acción tenemos entonces claro que la imposición de ciertas medidas coactivas generales a toda la población, como cuarentenas generales, puede ser una decisión válida para evitar la extensión del contagio del coronavirus COVID-19.

Nuestro cuestionamiento en esta tutela no es entonces contra ese tipo de medidas generales. Nuestro cuestionamiento es a la discriminación que sufrimos cuando se nos individualiza como un grupo especial y se nos impone paternalistamente un confinamiento distinto al del resto de la población, con el argumento de que estamos en mayor riesgo y el Estado cuida mejor de nuestra salud que nosotros mismos. Esto es un irrespeto a nuestra autonomía y es discriminatorio. Y ese irrespeto y esa discriminación es lo que cuestionamos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba