Opinion

LOS CONFLICTOS EN USOSALDAÑA

A raíz de las confrontaciones que se han dado al interior del Distrito de Riego de Usosaldaña, particularmente a nivel administrativo, algunos usuarios manifestaron su malestar y preocupación al desconocer los motivos que ha provocado el remolino que ahora está en los medios  y es de dominio público, sin que la organización haya comunicado a sus miembros mediante los canales de que dispone para ese fin, que es lo que está pasando y por qué,  toda la información sobre la problemática la han recibido de terceros y por el despliegue dado  en algunos medios de comunicación.

Es preciso recordar, que la crisis en Usosladaña ha quedado en la picota pública por la destitución del Gerente de ese gremio, Helmer Abel Lozano, dispuesta desde la Junta Directiva por el supuesto acoso laboral y sexual del primero contra una de las contratistas de la Empresa, según se ha difundido por diferente fuentes informativas, de boca de miembros de la directiva y del mismo Gerente.

Este medio quiso conocer la versión de las actuales directivas, pero la Gerente encargada rehusó declarar al respecto y adujo no estar autorizada para hacerlo ni para dar los números telefónicos de miembros de la Junta Directiva.

Sin embargo, a través de declaraciones ofrecidas por el señor Ricardo Villanueva, miembro de la Junta Directiva, en entrevista con la emisora Bésame Radio de Caracol, se adelanta la postura de las Directivas del Gremio frente a la situación, en lo que permite conocer, parcialmente, los motivos del despido del gerente, que se basan en la terminación del contrato,  y en otros factores, como que: “Hay que hacer énfasis en esto, las empresas no solamente se manejan por números ni indicadores, también se miden por la reputación de sus miembros y su administración, en sus valores, su ética. Eso es lo que quiero que una empresa no pierda, es el activo más grande que puede tener. Cuando un gerente tiene ética, moral, valores es lo más importante.”

La mención a los valores éticos y la obligación para los miembros de la Empresa de respetar los principios morales, que deben coexistir con la buena reputación de toda gestión y administración, la complementa en la referencia que hace sobre las acusaciones de acoso laboral y sexual imputados al gerente saliente, señalando que: “Nosotros iniciamos un disciplinario donde estuvieron los del comité disciplinario, el mismo abogado de Usosaldaña, pero cuando hay cierta intimidación de un jefe ante un empleado es muy difícil que hablen mal de él. Y ante la denuncia que colocó el mismo gerente en la Fiscalía por injuria y calumnia, lo que pasa es que el modus operandi del gerente es ese, cuando la gente va a poner una denuncia por algo, él inmediatamente va y la pone a Usosaldaña por injuria y calumnia.”

De su parte, el Señor Gerente Helmer Abel Lozano, ha manifestado que permaneció en su cargo solo 9 meses de un contrato pactado a 2 años. Aclara, que las diferencias que provocaron su destitución se iniciaron por la Señora Jhoanna Lozano contratista de la Empresa, quien denuncio ante la Junta Directiva los supuestos acosos laboral y sexual, abusos que no pudieron demostrar en las investigaciones disciplinarias contra el gerente, adelantada por la misma Junta, según palabras del señor Antonio Villanueva miembro de la asociación. El gerente refiere que, al asumir el cargo, empezó a darse cuenta de hechos irregulares que estaban sucediendo con algunos funcionarios de la empresa y miembros de la Junta Directiva, por lo que actúo en consecuencia de acuerdo al orden funcional de su cargo.

Respecto a la señora Jhoanna Lozano, dijo que no se le renovó el contrato  porque descubrió que ella estaba recibiendo  dineros del distrito sin facturar, lo que constituyó el detonante ante la Junta Directiva y la persecución que esta emprendió contra Él. Refiere, que denuncio al señor Harvey Salazar por favorecimiento en la facturación en complicidad con la funcionaria Jhoanna Lozano encargada de la liquidación por servicios de alquiler de maquinaria, facturación que por su manipulación a menor valor, provocó grave detrimento económico a  la Empresa. Al referirse al señor Ricardo Villanueva, dice de Él que en dos cosechas no pagó el servicio del agua, por tanto, como gerente, aplicó la sanción estatutaria equivalente a Cuatro Millones de Pesos, por sustracción ilegal de agua, infracción que lo inhabilita reglamentariamente para ser miembro de la Directiva, debiendo dejar el cargo de inmediato.

Grosso modo, se enfrenta así el panorama del conflicto interno del Distrito de Riego. Algunos usuarios enterados de esta problemática a través de los medios, han manifestado al portal revistapanoramaycuartopoder.com sus inquietudes respecto a esta situación que consideran de alta gravedad para los asociados, por las implicaciones que pueda tener frente a las autoridades regionales y del orden nacional que, avizorando una realidad de tan irregulares proporciones, pueden intervenir con resultados negativos para todos los asociados, en la medida que bien pueden utilizar estos hechos para desmejorar las posible prebendas al gremio so pretexto de incapacidad administrativa y de manejo.

Se preguntan, por qué las directivas le dan mayor atención a cosas de menor relevancia, cuando los aspectos más importantes y delicados para todo el grueso de usuarios debe centrarse en crear las condiciones para el almacenamiento del grano, gestionar para procurar un mejoramiento en el precio, intervenir ante los entes nacionales para proveer recursos que mejoren la capacidad productiva del distrito y contribuya a un mejor tratamiento de costos, entre otros ítems de gran importancia para la comunidad, como es tomar medidas eficaces en la confrontación jurídica con la empresa Agregados Ingecol y Construcciones S.A.S., además que adelantar acciones que permitan la posesión de títulos a fin controlar la sedimentación de la bocatoma.

Otra versión importante de los interesados en este tema, se relaciona con el interés de los afiliados de modificar y actualizar el régimen estatutario, a fin de lograr una participación más equitativa en términos de igualdad entre los usuarios, a fin de que la representatividad que actualmente tienen 150 usuarios, con mayor participación en la junta directiva, sea igual a la que merecen y debe darse a los 1350 restantes, de los 1500 usuarios, para evitar la odiosa discriminación que actualmente pesa sobre la gran mayoría de asociados.

En medio de la confusión, se cuestionan cual es la causa real de la destitución y todo lo que acontece, ya que están enterados que el ultimo gerente no tuvo acusaciones por malos manejos o desfalcos, ni por mala o ineficiente administración y mucho menos un llamado de atención en su hoja de vida,  mientras el normal desarrollo de la empresa se entorpece y su imagen se pone en tela de juicio por unos hechos de acoso que ni la misma Junta Directiva logró demostrar en sus investigaciones disciplinarias, y peor aún, cuando se contrató un abogado por cinco millones de pesos para defender a la contratista y adelantar  las disciplinarias en contra  del gerente Helmer Abel lozano, hechos que finalmente no fueron comprobados.

El cuestionamiento a esos manejos tan poco claros, advierte uno de los usuarios, que se da por los onerosos e injustificados  gastos  que implican para el Distrito, cuando se sabe que la destitución del gerente anterior, Francisco Javier Marulanda  puede costar centenares de millones de pesos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba